La Administración Pública como parte primordial del funcionamiento del Estado, comprende actividades  sustanciales  y de gran responsabilidad hacia la sociedad. Todo ello a partir de un principio de transparencia, destino de recursos, rendición de cuentas y administración que deberán ser los soportes en las diferentes instituciones que integran el gobierno, a cualquier nivel.

  
De lo anterior y de acuerdo a las necesidades de nuestro país se requiere de profesionistas éticos y capacitados en estos temas, que tengan los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para tomar acciones en las diversas áreas del servicio público que favorezcan el desarrollo integral de la sociedad y bienestar de los ciudadanos.