DIA DEL TRABAJADOR

Nota

EL 1° DE MAYO SE CELEBRA EN TODO EL MUNDO EL DÍA DEL TRABAJADOR PARA CONMEMORAR A LOS MÁRTIRES DE CHICAGO

El 1° de mayo de cada año se conmemora el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los "Mártires de Chicago", así denominado un grupo de sindicalistas de los movimientos anarquistas y comunistas, entre otros, que fueron ejecutados en 1886 en los Estados Unidos por realizar un reclamo laboral, demandaban la reducción de la jornada laboral a ocho horas, ya que trabajaban hasta 18 horas diarias.

Un historiador escribe: “este movimiento fue poco más que un gesto, ya que debido a las nuevas condiciones de 1886, se convirtió en una amenaza revolucionaria, la efervescencia se extendió por todo el país debido a que los trabajadores, literalmente, trabajaban hasta morirse, su vida la conformaban el trabajo, ‘un descansito’ y el hambre”.

En las calles, los trabajadores sublevados exclamaban: “nos proponemos rehacer las cosas, estamos cansados de trabajar por nada, escasamente para vivir, jamás una hora para pensar, a estas expresiones se sumaba la presión del paro del 1° de mayo, aun cuando el Presidente de Estado Unidos Andrew Johnson en 1868 promulgó la llamada Ley Ingersoll que establecía jornadas máximas de ocho y diez horas, aunque con clausulas que permitían aumentarlas a 14 y 18 horas.

El sector empresarial decidió no acatarla, por lo que los trabajadores de Haymarket Square en la ciudad industrial de Chicago iniciaron la huelga el 1° de mayo de 1886, hace 134 años, dicho movimiento junto más de 80 mil trabajadores liderados entre otros por Albert Pearson quien en su periódico bisemanal en inglés, THE ALARM tenía de dos a tres mil lectores y August Spies, director del diario en alemán ABEITER ZEITUNG con una circulación de de cinco mil ejemplares, acostumbraban ser otros órganos revolucionarios estimulando polémicas y propaganda en tres o cuatro idiomas con las siguientes consignas:

“AGITACIÓN CON FINES DE ORGANIZACIÓN; ORGANIZACIÓN CON FINES DE REBELIÓN”

“UN DÍA DE REVOLUCIÓN, NO DE DESCANSO”

“UN DÍA DE PROTESTA CONTRA LA OPRESIÓN Y LA TIRANÍA, CONTRA LA IGNORANCIA Y LA GUERRA DE TODO TIPO”

“PAN O SANGRE”

El movimiento fue calificado como indignante e irrespetuoso y como un delirio de lunáticos poco patriotas, porque su demanda salarial fue considerada como querer obtener un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo, el conflicto se extendió a otras ciudades y terminaron parando más de 400 mil obreros en 5 mil huelgas simultáneas, tanto el gobierno como el sector empresarial creían que estaban ante el inicio de una revolución anarquista.

La fabrica McCormik de Chicago no reconoció la victoria de los trabajadores y el 1° de mayo la policía disparó contra los manifestantes en las puertas de la empresa, los días siguientes fueron de enfrentamientos en donde murieron trabajadores hasta que el día cuatro de mayo estalló una bomba contra la policía el suceso es conocido como “El Atentado de Haymarket”, debido a este incidente, el 21 de junio se inicia juicio en contra de 31 obreros acusados de haber sido los presuntos promotores del conflicto. Condenaron a dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca, estos ocho trabajadores se convirtieron en "Los Mártires de Chicago", y en su conmemoración se declaró que el 1° de mayo sería el Día Internacional del Trabajador.



EN MÉXICO EL DÍA DEL TRABAJO SE FIJÓ COMO CELEBRACIÓN OFICIAL EN EL AÑO DE 1925, POR EL ENTONCES PRESIDENTE PLUTARCO ELÍAS CALLES

Santiago Contreras en su obra Movimiento Obrero en México dice: entre 1910 y 1917 crecen de la mano de la Revolución Mexicana las primeras organizaciones sindicales, estableciendo una alianza entre la Casa del Obrero Mundial, con sede en la ciudad de México y el gobierno de Venustiano Carranza, durante este periodo se alcanzaron importantes derechos laborales consagrados en la Constitución de 1917.

Manifestación obrera del 1 de mayo de 1913 en Ciudad de México.

El movimiento obrero en los años de 1918 a 1928 adquirió otra dimensión, ya que las luchas obreras se vincularon con la acción política, además de la económica. El fortalecimiento de los sindicatos y su peso político los llevó a ingresar a los partidos políticos, incluso a formar organizaciones propias, en este periodo se comenzó a definir un marco jurídico laboral y cada central sindical tomó partido por su ideología afin.

Concluida la lucha armada y tras una serie de conflictos entre los sindicatos existentes el 22 de mayo de 1918 se funda la primera Confederación de Trabajadores de carácter nacional, la Confederación Regional Obrera Mexicana en la ciudad de Saltillo, el origen de la CROM se debió a la disminución y presencia de la Casa del Obrero Mundial y los conflictos entre los diferentes grupos sindicales se incrementaban, por lo que se concibió la idea de fundar una organización sindical que representará al mayor número de sindicatos del País.

La CROM se impuso con la idea de un sindicalismo reglamentado y eficaz en lugar de la idea de la acción directa, este sindicalismo estuvo marcado por la idea de una acción política como elemento de lucha sindical, la acción política de la nueva Confederación quedó sintetizada en la formación del Partido Liberal Mexicano.

Fabio Barbosa Cano en su obra la CROM de Luis N. Morones a Antonio J. Hernández escribe:

el nacimiento de la CROM expresa la asimilación no revolucionaria de las experiencias del movimiento obrero que por su debilidad orgánica, ideológica y política había apoyado el constitucionalismo en 1916, para luego ser aplastado por sus aliados de ayer después de la derrota campesina.

En este sentido la fundación de la CROM y con ella el triunfo de las nuevas concepciones, inaugura una nueva etapa de la historia del movimiento obrero del país, la fundación de la CROM a pesar del triunfo del movimiento obrero que desde finales del siglo XIX perseguía la constitución de un organismo nacional unitario.

null

Manifestación obrera del 1 de mayo de 1958 en la Ciudad de México.

De Izquierda a derecha: Fidel Velázquez (CTM); Adolfo Ruiz Cortinez (Presidente de la República); Antonio J. Hernández (CROM); Salomón González Blanco (Secretario de Trabajo y Previsión Social); Ernesto P. Uruchurtu (Regente del Departamento del Distrito Federal)

null

En la ceremonia previa a la manifestación obrera del 1° de mayo de 1975

De izquierda a derecha Antonio J. Hernández líder nacional de la CROM; Mario Moya Palencia Secretario de Gobernación, Eugenio Garza Presidente Nacional del Consejo Coordinador Empresarial, Luis Echeverría Presidente de la República, Porfirio Muñoz Ledo, Secretario de trabajo y Previsión Social y Fidel Velázquez, líder nacional de la CTM

null

RAFAEL AVILA CAMACHO GOBERNADOR DEL ESTADO DE PUEBLA Y

ANTONIO J. HERNÁNDEZ LIDER NACIONAL DE LA CROM

CONVENIOS