Emiliano Zapata Salazar

Nace en San Miguel Anenecuilco, Morelos, el 08 de agosto de 1879, hijo de una familia campesina formada por Gabriel Zapata y Cleofas Salazar, su infancia se desarrolló en el contexto del latifundismo porfirista, obligándolo a trabajar como peón, aparcero y arriero, recibiendo sus primeros estudios con el profesor Emilio Vera quien fuera un soldado juarista.

En 1902 (23 años) apoyó la Junta de Cuautla en sus reivindicaciones por los ejidos de Morelos, la persecución desencadenada contra los integrantes de la Junta por el régimen porfirista, lo llevó a Cuernavaca y luego a México como servidor del ejército

En 1906, (27 años) asistió a la Junta de Campesinos en Cuautla, para discutir la forma de defender sus tierras y las del pueblo frente a los hacendados, situación que lo condenó a la leva.

En 1909, (30 años) de regreso a Morelos, Emiliano Zapata retomó la defensa de las tierras comunales y fue designado jefe de la Junta de Ayala, al frente de un pequeño grupo armado ocupó las tierras del Hospital y las distribuyó entre los campesinos.

A la vez, Genovevo de la O quien posteriormente fue lugar teniente de Zapata, el General Gabriel Tepepa Herrera el cual participó en la batalla del 5 de mayo de 1862, el Teniente Coronel Rafael Merino primo de Zapata y el maderista Profesor Pablo Torres Burgos, se levantan en armas aliándose con Zapata.

Tras la caída de la dictadura de Porfirio Díaz, surgieron discrepancias entre Zapata y Madero, debido a que el caudillo del Sur demandaba el inmediato reparto de las tierras de las haciendas entre los campesinos, por su parte, Madero exigía el desarme de las guerrillas, mediante fuertes conversaciones Zapata acepta el licenciamiento y desarme de sus tropas, con la esperanza de que con la elección de Francisco I Madero, se abrieran las puertas a la reforma agraria.

En 1911, (32 años) se adhirió al Plan de San Luis Potosí proclamado por Madero, en agosto del mismo año, Madero y Zapata se entrevistan en Yautepec Morelos, para buscar una solución pacífica al conflicto suriano, sin lograr ningún acuerdo. Madero no concebía la reforma agraria como Zapata, Madero creía que primero había que hacer una reforma política profunda, en tanto que para Zapata era prioritaria la devolución de las tierras robadas por las haciendas, a decir de Zapata, Madero había traicionado la Revolución, por lo que le manifestó:

“No señor Madero, yo no me levanté en armas para conquistar tierras y haciendas, yo me levante en armas, para que al pueblo de Morelos le sea devuelto lo que fue robado. Entonces pues, señor Madero, o nos cumple Usted, a mí y al estado de Morelos lo que nos prometió, o a usted y a mí nos lleva la chichicuilota”.

Es de mencionar que en este periodo Zapata se casó con Josefa Espejo, apadrinando la boda Francisco I Madero.

A la muerte del Profesor Torres Burgos, Zapata fue designado “Jefe Supremo del Movimiento Revolucionario del Sur”, el General y Profesor Otilio Montaño redacto el manuscrito del Plan de Ayala según las ideas de Zapata, el cual, se promulgó en Ayoxuxtla, Puebla; el 28 de noviembre de 1911, este documento, contiene las reivindicaciones zapatistas que suponían una reforma agraria radical: “LA TIERRA ES DE QUIEN LA TRABAJA”, las cuales fueron inaceptables para los sucesores de Porfirio Díaz.

Después de una serie de movimientos encabezados por Victoriano Huerta, Pascual Orozco y Venustiano Carranza:

En octubre de 1914 en la Convención de Aguas Calientes, Zapata desconoce a Vesnustiano Carranza y concreta una alianza con Francisco Villa, ambos, representantes del agrarismo, Zapata y Villa entraron a la capital del País; Villa que había sido Gobernador provisional de Chihuahua, durante su gestión tomó medidas determinantes para ayudar al pueblo, expulsó a los españoles que ayudan a los ricos, bajó los precios de todos los artículos y dispuso que en los mercados se vendiera carne más barata, confisco bienes y expidió la Ley Agraria.

Por su parte, Zapata en la Comuna de Morelos creó comisiones agrarias, estableció la primera entidad de crédito agrario en México, e intentó convertir la industria de la azúcar de Morelos en una cooperativa, expidió la ley administrativa para el estado, reabrió escuelas, creó instituciones para reiniciar la producción de alimentos del campo.

Wiliam Gates, enviado de Estados Unidos, destacó el orden de la zona controlada por Zapata, frente al caos de la zona ocupada por los carrancistas.

En 1917 las tropas de Carranza derrotaron a Villa en el norte del País y ante la amenaza que Zapata suponía para el gobierno federal, el Coronel Jesús Guajardo que dirigía las operaciones gubernamentales contra el ejercito zapatista, hizo creer aZapata que estaba descontento con Carranza y que estaría dispuesto a unirse a su causa, ofreciéndole armamento y municiones para continuar su lucha, Zapata pidió a Guajardo pruebas de su lealtad, por lo que éste, con el consentimiento de Carranza fusiló aproximadamente 50 soldados federales, ante la demostración de Guajardo, acuerdan reunirse en la hacienda de Chinameca el 10 de abril de 1919, fecha y lugar en que el caudillo del sur fue asesinado.

Zapata, es el único jefe revolucionario que no claudicó en sus ideales plasmados en el Plan de Ayala, el aporte de Emiliano Zapata a la Revolución Mexicana y al México contemporáneo, no se limita al reparto agrario, sino también a la participación política del sector medio, ya que éste no se encuentra equidistante entre la clase dominante y la clase popular, es la conexión que las superpone, para superar la solución encontrada en la época del desarrollo económico, para dar continuidad a la estructura social, es decir, para superar la polarización entre la clases que durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX, planteo exigencias radicales de revolución social.

El pensamiento y acción de Emiliano Zapata es de talla internacional, como lo demuestra la carta enviada a Cuba al General Jenaro Amezcua, fechada en el cuartel General del Ejército Libertador, en Tlaltizapán, Morelos, el 14 de febrero de 1918, la cual en sus párrafos fundamentales dice:

“Mucho ganaríamos, mucho ganaría la humanidad y la justicia, si todos los pueblos de América y todas las naciones de la vieja Europa, comprendiesen que la causa del México Revolucionario y la causa de Rusia, son y representan la causa de la humanidad, el interés supremo de todos los pueblos oprimidos”

“Aquí como allá, hay grandes señores, inhumanos, codiciosos y crueles que de padres a hijos han venido explotando hasta la tortura a grandes masas de campesinos. Y que aquí como allá, los hombres esclavizados, los hombres de conciencia dormida, empiezan a despertar, a sacudirse, a agitarse, a castigar”.

“Mr. Willson, Presidente de los Estados Unidos, ha tenido razón al rendir homenaje, en ocasión reciente, a la Revolución Rusa, calificándola de noble esfuerzo para la consecución de libertades y solo sería de desear, que a este propósito recordase y tuviese muy encueta la visible analogía, el marcado paralelismo, la absoluta paridad, mejor dicho, que existe entre ese movimiento y la Revolución Agraria de México”.

“Uno y otro van dirigidos contra lo que León Tolstoi llamara el gran crimen, contra la infame usurpación de la tierra, que siendo propiedad de todos, como el agua y como el aire, ha sido monopolizada por unos cuantos poderosos, apoyados por la fuerza de los ejércitos y por la inequidad de las leyes”.

“No es de extrañar, por lo mismo, que el proletariado mundial aplauda y admire la revolución rusa, del mismo modo que otorgará toda su adhesión, su simpatía y su apoyo a esta revolución mexicana al darse cabal cuenta de sus fines”.

“Por eso, es tan interesante la labor de difusión y de propaganda emprendida por ustedes, en pro de la verdad; por eso deberán acudir a todos los centros y agrupaciones obreras del mundo, para hacerles sentir la imperiosa necesidad de acometer a la vez y de realizar conjuntamente dos empresas: EDUCAR AL OBRERO PARA LA LUCHA Y FORMAR LA CONCIENCIA DEL CAMPESINO”

“Es preciso no olvidar que en virtud y por efecto de la solidaridad del proletariado, LA EMANCIPACIÓN DEL OBRERO NO PUEDE LOGRARSE SI NO SE REALIZA A LA VEZ LA LIBERTAD DEL CAMPESINO”.

“De no ser así, la burguesía podría poner estas dos fuerzas la una contra la otra, y APROVECHARSE, POR EJEMPLO, DE LA IGNORANCIA DE LOS CAMPESINOS PARA COMBATIR Y REFRENAR LOS JUSTOS IMPULSOS DE LOS TRABAJADORES CITADINOS; DEL MISMO MODO QUE SI EL CASO SE OFRECE, PODRÍA UTILIZAR A LOS OBREROS POCO CONSCIENTES Y LANZARLOS CONTRA SUS HERMANOS DEL CAMPO”. fin de la cita

En la actualidad, la clase media no es radical, ni conservadora, ni reaccionaria, en términos estrictos de sistema político, es inactiva y marginal del mundo político, de ese marginalismo surge la desconfianza, el pesimismo, la tensión, la violencia con respecto al mundo social en que se vive, la desesperación de la clase media puede llevar a apoyar movimientos de carácter nacionalistas y totalitarios o formar guardias comunitarias.

La iniciativa de Plutarco Elías Calles en 1929, tuvo como objetivo acabar con las demandas y violencia de los diferentes grupos políticos que había en el País y construir uno nuevo; Lázaro Cárdenas promueve políticas a favor de los obreros y campesinos, para que el desenvolvimiento de la economía nacional se efectuara bajo la dirección del Estado, para encausar las fuerzas económicas a la más completa solución de las necesidades nacionales.

Hoy, nuestra vulnerabilidad es mayor, por haber entrado al mundo globalizado, con un Estado Nacional débil e incompleto; sin haber alcanzado los objetivos básicos de seguridad y bienestar, por lo que es urgente, que nos reorganicemos, retomemos y encausemos los intereses de la sociedad y trabajemos para lograr un Estado Social y Democrático.

CONVENIOS