Gilberto Bosques Saldívar:

La lista de Gilberto Bosques Saldívar, el Schindler mexicano

La trascendencia de Gilberto Bosques Saldívar como diplomático poblano es ampliamente reconocida en el mundo. Nació el 20 de julio1892 en Chiautla de Tapia, Puebla; fue profesor y periodista, y tuvo una vida política muy destacada.

Estudió en el Instituto Normal del Estado de Puebla, al tiempo que se hace partícipe de las causas revolucionarias. Ligado a la empresa de los hermanos Serdán; voluntario en la defensa en 1914 en el puerto de Veracruz, y enfilado en las fuerzas carrancistas.

Venustiano Carranza le encarga la organización de la Nueva Escuela de la Revolución en 1916, de gran trascendencia y parte de ello se realizó el Primer Congreso Pedagógico Nacional, el cual se llevaría a cabo en Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala.

En 1921 es nombrado Secretario General del Gobierno del Estado de Puebla, cargo en el que durará dos años. Posteriormente, de 1922 a 1924, fue por primera ocasión Diputado Federal de la XXX Legislatura del Congreso de la Unión; en esta gestión mostró clara oposición al mandato del presidente Álvaro Obregón. En 1934 tiene su segundo periodo como Diputado Federal en la Cámara de Diputados, correspondiente a la XXXVI Legislatura; en ésta fungió como Presidente del Congreso de la Unión. Le tocó responder al primer informe de Gobierno del Presidente Lázaro Cárdenas. En este mismo lapso y de la mano con Luis Enrique Erro, impulsó la reforma al Artículo 3o constitucional para incluir la noción de educación socialista.

Otro momento relevante, en cuanto a su vida política, fue en 1935-1936, ya que participó como candidato a Gobernador del Estado en el proceso electoral en el que resultó electo Maximino Ávila Camacho, quien gobernaría de 1937 a 41.

En 1938, se incorporó por orden del Presidente Lázaro Cárdenas al Servicio Exterior Mexicano, como Cónsul General de París, cargo en el que permaneció hasta 1942. El profesor mixteco, como cónsul, autorizó alrededor de 40 mil visas para perseguidos por el nazismo, y de este modo pudiesen cruzar el Atlántico. Una de sus mayores gestas, junto con otros ilustres mexicanos, fue alquilar dos castillos en los alrededores de Marsella para albergar a 1350 hombres y mujeres en su mayoría españoles que huían de los nazis.

Uno de los casos fue el de la filósofa alemana Hannah Arendt, quien pudo escapar con una visa extendida por Gilberto Bosques, hacia Estados Unidos. Arent, filósofa heideggeriana y existencialista, desarrolló entre otros temas, en política, los orígenes del totalitarismo, su noción de política y sus condiciones, la pluralidad y la libertad; y la revolución como acto fundacional.

El profesor Gilberto Bosques falleció el 4 de julio de 1995 a los 103 años. El originario de la Mixteca es un baluarte y un distinguido mexicano que enaltece a Puebla y a México, por su humanidad y congruencia.

CONVENIOS